Ni NUNA ni la otra, siempre ACM

Ni NUNA ni la otra, siempre ACM

A raíz de la rotura de la silla NUNA REBL durante un test llevado a cabo por el ADAC, se ha suscitado una gran polémica que nos gustaría contribuir a aclarar con este artículo.

Vaya por delante, nos parece INACEPTABLE la rotura de esta silla durante la prueba de impacto realizada por este organismo.

PLUS TEST VS ADAC

Nadie nos puede acusar de ser abanderados de los Test del ADAC, siempre hemos recomendado subordinar este ensayo al PLUS TEST Sueco. ¿Por qué? Por qué el test del ADAC no deja de ser un análisis de un bien de consumo cuyo objetivo es encontrar la compra más conveniente para el consumidor (bajo unos criterios subjetivos y cuestionables y donde la seguridad se barema poco y se evalúa de manera dudosa) y no una prueba estricta de seguridad, como si lo es el Plus Test, donde lo que se busca es identificar las sillas que ofrecen mayor seguridad a los más pequeños y donde el criterio utilizado está muy bien definido menos de 1220 N de carga cervical.

Nuestra recomendación a los padres, es elegir una silla ACM que haya superado el Plus Test, al menos cuando se instala ACM, si es giratoria. Después mirar la que mejor se adapta a vuestro hijo y a vuestro vehículo. Finalmente si todavía dudáis entre varios modelos consultad al ADAC por si sus clasificaciones pueden ayudaros.

En resumen, la seguridad primero y después todo lo demás.

 

EL CASO DE NUNA

Lo que ha sucedido con Nuna nos ha impactado de sobremanera, no se trata que no tenga buena calificación porque sea difícil de instalar o que un padre sin formación la monte mal en el vehículo, es que la silla se ha roto, se ha partido por la mitad. El resultado de esa prueba, la realice ADAC o cualquier otro organismo es inaceptable. Es inaceptable, por qué sabemos que ha sido sometida a 34g con un dummy P3 de 14,6 kg. No digo que la retiren del mercado, al fin y al cabo cumple con la homologación, pero desde luego no se puede considerar una silla de MÁXIMA SEGURIDAD y su capacidad para proteger al pequeño es cuanto menos dudosa.

El PLUS TEST, realizado por el laboratorio Sueco VTI, constituye la prueba más exigente en cuanto a choque frontal, a la que se puede someter una silla. Además se centra específicamente en evaluar la carga en la zona más sensible del cuerpo de un niño, su cuello. En este impacto se someten las sillas a 38g también con un dummy de 14,6 kg y hay muchas sillas en el mercado que lo superan y no se rompen, todas ACM.

 

La fuerza que se ejerce sobre el respaldo depende de dos factores fundamentalmente, la DESACELERACIÓN del dispositivo y el PESO del Dummy. En el Plus Test las fuerzas sobre el respaldo de las sillas son mayores que en la prueba del ADAC, alrededor de un 10% y como os comentaba hay muchos modelos que no se rompen.

 

Por otro lado el caso de Nuna Rebl es más preocupante si cabe. ¿Qué sucedería en un choque con un niño de mayor peso? El fabricante establecía su rango de uso hasta los 19,5kg. La respuesta es sencilla, no hubieran hecho falta 34g para romper su respaldo con un niño de 19kg. Sé que es mucho suponer y simplificar, pero atendiendo a la fórmula F=mxa, poco más de 28g hubiesen sido suficientes.

SIEMPRE ACONTRAMARCHA

Este resultado no debe interpretarse como que las sillas AFM son más seguras, no existe ninguna duda de que viajar en contra de la marcha el máximo tiempo posible y al menos hasta los 4 años es la mejor decisión desde el punto de vista de la seguridad. Así se desprende de los resultados de los test y del análisis de la siniestralidad, ir ACONTRAMARCHA salva vidas. El propio RACE/ADAC lo recomienda, aunque debería redefinir sus baremos para ser más coherente con los resultados que publica.

Abajo podéis la evaluación de las fuerzas en el cuello del pequeño en el trascurso de la prueba del PLUS TEST. La línea de puntos representa el límite de 122 kg sobre el cuello, establecido por el PLUS TEST para superar la prueba. En la gráfica de la izquierda, con un dispositivo AFM se alcanzan los 188 kg, mientras que en el gráfico de la derecha con un dispositivo ACM la fuerza sobre el cuello es de 40 kg. Ningún dispositivo AFM ha superado nunca esta prueba.


Durante la prueba de choque frontal llevada a cabo por el ADAC, es cierto que una silla a favor de la marcha no se hubiera roto, es imposible que se rompiera ya que no absorbe ninguna energía, no hace ningún trabajo para proteger al niño. Lo que sí que es cierto es que el pequeño que se encontrara en esa silla AFM, habría sido sometido a grandísimos esfuerzos, las cargas sobre su cuello habrían sido 5 veces mayores que en una silla ACM y el riesgo de lesiones cervicales o torácicas muy elevado. 

En las famosas imágenes del ADAC se ve la silla NUNA REBL partiéndose y una silla AFM que pasa sin pena ni gloría. Yo lo tengo claro mi hijo no iría NI en NUNA NI en la OTRA.

Afortunadamente no tenemos que elegir entre ir AFM y una silla que se rompe. Como os decía anteriormente hay numerosas sillas ACONTRAMARCHA que si soportan estas cargas y en las que un accidente real, similar al que reproducen estos Test, con aceleraciones entre 30g y 40g, no supondría más que un gran susto para nuestros pequeños.

 

El auge que está teniendo el mercado ACONTRAMARCHA es muy positivo porque significa que finalmente la información está llegando a los padres y que cada vez hay más niños que viajan de forma segura ACM. Pero existe un peligro tanto para los usuarios como para los fabricantes realmente comprometidos con la seguridad. Este peligro son las marcas que se suman únicamente por el negocio, empresas que hasta hace muy poco defendían los sistemas AFM y que rápidamente han HOMOLOGADO algún sistema ACM para meterse en este mercado sin haber realizado las suficientes pruebas a sus productos. De nuevo, homologación no es sinónimo de máxima seguridad.  Un casco de medio huevo está homologado y no ofrece ni de lejos la misma seguridad que uno integral.

 

Creemos que todos los test son compatibles y que cada uno de ellos nos va a dar una visión distinta del producto para poder juzgar adecuadamente la compra que vamos a realizar. No obstante, a día de hoy, el PLUS TEST ha de ser el primer filtro hacia la silla más segura para nuestro hijo.